Connect with us

Hi, what are you looking for?

KE Magazine Sotogrande

Gastronomía

ADEGAS ELADIO PIÑEIRO

Os presento Adegas Eladio Piñeiro, mis albariños favoritos con diferencia!!
Son vinos Biodinámicos que cuenta con una filosofía de viticultura totalmente innovadora en las Rías Baixas. Respetando el terruño de la zona y buscando siempre la máxima la calidad en sus caldos. Se rige con las estaciones y ciclos lunares para el embotellado y su elaboración en general.

Aquí os dejo una pequeña introducción de la historia de Eladio Piñeiro y algunos de sus increíbles vinos!

Eladio Piñeiro fundó en 1983 Mar de Frades, Albariño de Rías Baixas. Pero llegó un momento en el que se sintió alejado de su proyecto. Mar de Frades era demasiado grande y demasiado
industrial. En las antípodas de su sueño de vinos personales y de terruño. La enfermedad de su mujer le hizo replantearse muchas cosas. Sobre todo lo concerniente a cómo tratamos nuestro ambiente, cómo lo exprimimos hasta agotarlo, sin entender lo que realmente puede darnos.

Eladio Piñeiro explica que vender Mar de Frades fue una decisión dolorosa pero liberadora. Para él no era un futuro apacible sino desasosiego. Su filosofía no era ese (mal)trato a la tierra. La liberación fue su siguiente proyecto, Frore de Carme, con una visión integral, holística del viñedo, la bodega y los vinos. Ese es el universo en el que ahora sí está cómodo.
Frore de Carme en honor a su mujer Carmen y ahora sí: vinos originalísimos que reflejan su
enorme personalidad y su enorme sabiduría. No esperéis Albariños al uso. Las elaboraciones de Eladio son rompedoras. Frore de Carme, Envidiacochina, La Ola, Amodiño y su Brut Nature que no tiene nada que envidiarle a un buen Champagne!

FRORE DE CARME MILLÉSIME 17′
Espumoso de Calidad. Brut Nature (3.600 botellas degüelle Octubre 2020)
Albariño con un poco de (Espadeiro) variada autóctona , 12,5% vol.
22/01/2020 (día de fruta)
-Amarillo dorado intenso, con reflejos ambarinos. Limpio y brillante, con efervescencia ultra fina y dinámica, que forma un cordón constante y persistente, junto a un perfecto anillo espumoso en la superficie de la copa.
-Nariz franca, intensa, aromática. Recuerdos muy florales, minerales, a confituras. Al agitar
levemente el vino (para no distorsionar el desprendimiento de carbónico), aparecen notas de
cáscara de limón, fruta blanca como el membrillo, finamente etéreo, con recuerdos a miga de pan blanco. Nariz muy, muy perfumada y equilibrada.
-Entrada en boca suave, golosa, acariciante, por la gran integración del carbónico perfectamente integrado. Sobresalen notas de almíbares, con recuerdos a albaricoque y melocotón en la retronasal. Vuelven las sutiles notas cítricas y salinas, que le aportan gran persistencia. Gran volumen, a la vez que finura, que lo hacen pleno, elegante y eminentemente gastronómico.
Vino espumoso de excelente calidad que sorprende por su elaboración. El vino base fermentó parcialmente en depósitos de acero, con las pieles, para posteriormente terminarla en botella. Es decir, que este espumoso, no lleva licor de tiraje. Por el fino tamaño de la burbuja, se aprecia que tuvo una larga crianza con las lías. Finalmente, en el degüelle, tampoco se le añadió licor de expedición, en lugar de eso, se rellenó con el mismo vino base Frore de Carme.
Espumoso excepcional, de gran volumen, fresco, goloso y de emocionante finura.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *