15 49.0138 8.38624 arrow 1 both 1 4000 1 fade http://www.kemagazinesotogrande.com 300 true 4000
Contacto: Tlf. 655 925 733 / direccion@kemagazinesotogrande.com

Bodegas Lustau

por admin
26 junio, 2018
610 Vistas
Decir Lustau es hacer alusión al principal referente nacional e internacional en vinos de Jerez de calidad suprema. La filosofía que marcó los inicios de esta bodega es la misma que la mantiene hoy sin parangón y a la cabeza a nivel mundial. Desde los albores en 1896, José Ruiz-Berdejo apostó por la combinación de...

Decir Lustau es hacer alusión al principal referente nacional e internacional en vinos de Jerez de calidad suprema. La filosofía que marcó los inicios de esta bodega es la misma que la mantiene hoy sin parangón y a la cabeza a nivel mundial. Desde los albores en 1896, José Ruiz-Berdejo apostó por la combinación de tradición e innovación, junto al deseo de ofrecer el mayor y más selecto repertorio de especialidades de Jerez.

La base se ha mantenido firme y con el acontecer de los años Lustau ha ido evolucionando por distintas etapas que finalmente, no han hecho más que afianzar el producto a todos los niveles.

La estampa visual de las ciudades gaditanas de Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y el Puerto de Santa María, en las que se extienden los viñedos y las bodegas se ha visto marcada desde los comienzos. Las “albarizas” –colinas blancas de tierra caliza- y las “catedralicias” –bodegas de techos altos- son características en estas tierras, inundando de colorido, de olores y de especiales percepciones a una zona única y excepcional.

Por una parte, los ricos viñedos cuentan con la peculiaridad de asentarse en un espacio que estuvo bajo el mar hace miles de años. Hoy perciben en torno a 3.000 horas de sol al año, con unos niveles de pluviosidad relativamente altos. Justo en esta zona de Jerez, Lustau posee dos viñas: la Montegilillo, donde se cultiva uva Palomino y de la que obtienen las manzanillas, los finos, amontillados y olorosos; y Las Cruces, donde se cultivan Moscatel y Pedro Ximénez, para la obtención de vinos dulces.

En lo referente a las bodegas, las de Lustau disponen, como decíamos, de techos altos y suelos de albero, lo que ayuda al mantenimiento de una temperatura y una humedad estables. Lo cual a su vez favorece al mantenimiento de ese peculiar microclima que necesitan estos vinos. Aunque la sede principal está en Jerez, Lustau es la única bodega que elabora vinos en las tres ciudades mencionadas. Una elaboración basada en el sistema de solera y criaderas que junto al experto trabajo del enólogo otorgan a estos vinos esa calidad férrea y ese carácter inigualable.

En esta ocasión viene a bien destacar algunas variedades de la amplia y rica colección que Lustau tiene en el mercado. Por un lado, la Manzanilla Papirusa, de la gama Solera Familiar, cuyos orígenes se remontan a las antiguas bodegas almacenistas de Emilio Lustau –yerno de José, que en la década de los 40 trasladó la bodega al barrio de Santiago en el casco antiguo de Jerez-. Esta manzanilla es elaborada en Sanlúcar de Barrameda y entre sus características destacan la singular sequedad y ligereza, con cierta sensación punzante y de frescura en el paladar y una acidez refrescante. Cuenta con 92 puntos Parker, que es la máxima puntuación que jamás se le haya dado a una manzanilla.

Y por otra parte, el conocido Vermut Lustau, teniendo en consideración la recuperación de la tradición que la bodega ha hecho por elaborarlo con los vinos de Jerez como base principal, para dar lugar a dos productos que dejan constancia de la “esencia, personalidad y atractiva complejidad del mundo de Jerez para el aperitivo”, reclama la propia bodega. Hablamos del Vermut Rojo Lustau, que combina el Amontillado y el Pedro Ximénez y es elaborado a partir de 10 especies y plantas aromáticas meticulosamente seleccionadas, entre las que destacan el ajenjo, la genciana y la corteza de naranja. Y el Vermut Blanco Lustau, que sorprende y deja testimonio de múltiples matices al unir el Fino y el Moscatel. Es ligero y refrescante en boca, con un fondo floral, cítrico, herbáceo, con notas almendradas y un sutil asiento mineral.

Un largo bagaje dedicado al vino, con pasión y profesionalidad han dado sus frutos. Durante los últimos años sus honores han sido reconocidos a través de numerosos premios, entre los que destaca el de Mejor Bodega Española en 2011, concedido por la International Wine & Spirit Competition en Londres. En 2012 terminó siendo la bodega española más premiada y séptima en el ranking mundial. En 2014 fue galardonada como Mejor Bodega de Jerez. En 2015 repitió siendo la bodega española más premiada y octava a nivel mundial. En 2016, nuevamente la International Wine & Spirit Competition  le otorgó el reconocimiento al Mejor Productor de Vino de Jerez y obtuvo la séptima posición en el ranking anual de las 100 Mejores Bodegas del mundo, que realiza la WAWWJ (Asociación Mundial de Escritores y Periodistas del Vino). En 2017, Sergio Martínez, Enologo de Lustau fue reconocido como Mejor Enólogo de vinos generosos del mundo por la IWC (International Wine Challenge, Londres). Y en 2018, en la 34ª edición del prestigioso certamen, Lustau ha sido galardonada con 51 medallas, 19 de ellas de oro.

Lustau es calidad, es tradición e innovación y desde hace décadas forma parte del sentir de una tierra, de sus costumbres culinarias y del arraigo cultural en torno al vino. Y para que este siga siendo su leitmotiv, Lustau ofrece visitas y sus servicios especializados adecuados a distintos tipos de eventos, cenas, almuerzos de empresa y visitas privadas.

COMENTARIOS 0

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.