15 49.0138 8.38624 arrow 1 both 1 4000 1 fade http://www.kemagazinesotogrande.com 300 true 4000
Contacto: Tlf. 655 925 733 / direccion@kemagazinesotogrande.com

Córdoba

por admin
14 diciembre, 2017
371 Vistas
Córdoba es misticismo y realidad a orillas del Guadalquivir, en una de las mejores estampas naturales de Andalucía. Y cuyas gentes han preservado con sobresaliente iconos monumentales y una tradición y cultura de bandera. En alguna ocasión se la ha definido como la sultana de Andalucía. Y es merecedora de tal elogio y de otros...

Córdoba es misticismo y realidad a orillas del Guadalquivir, en una de las mejores estampas naturales de Andalucía. Y cuyas gentes han preservado con sobresaliente iconos monumentales y una tradición y cultura de bandera.

En alguna ocasión se la ha definido como la sultana de Andalucía. Y es merecedora de tal elogio y de otros muchos tanto por su riqueza natural como por su gran legado cultural. Así se lo reconoce la Unesco, que en 1994 amplió la titularidad de Patrimonio de la Humanidad concedido en 1984 a la Mezquita-Catedral, al centro histórico que la rodea. Y más tarde, en 2012, se le reconoce La Fiesta de los Patios como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Córdoba es pasado, presente y futuro. Tierra milenaria, asentada en un valle de más de 3.000 años de antigüedad, una situación estratégica cercana al río Guadalquivir, en el pasado navegable, y una importante herencia de los pueblos que pasaron por sus ricas tierras. La que fuera capital de la Hispania Ulterior bajo el Imperio romano y capital del Califato de los Omeyas, reúne hoy todas las condiciones idóneas para seguir brillando con luz propia y ser digna de los títulos que comporta.

Entre sus virtudes se encuentra su patrimonio natural, que lo conforman valiosos y variados espacios naturales. Un espectáculo para los amantes de la naturaleza, con la posibilidad de practicar todo tipo de deportes al aire libre. Para disfrutarlos en familia, con amigos o incluso en solitario, toda la provincia ofrece numerosos caminos y rutas que se distribuyen sus paisajes entre la Reserva Natural Lagunas del Sur y los Parques Naturales de Cardeña-Montoro, el de las Sierras Subbéticas y el de la Sierra de los Hornachuelos.

Córdoba es un legado vivo de las diversas culturas que vivieron en sus tierras a lo largo de su historia. Fruto de su también esplendor intelectual son referentes del conocimiento como Séneca, Averroes o Maimónides.

Tan solo poseer un espíritu observador y un tanto aventurero son más que suficientes para escaparse a Córdoba, como mínimo, para una escapada de fin de semana. Una vez allí, podremos viajar en el tiempo recorriendo auténticas reliquias arquitectónicas o empaparnos de buena parte de su historia y su cultura, visitando el Museo Arqueológico y Etnológico, el de Bellas Artes o el Julio Romero de Torres, casa donde nació el famoso pintor cordobés. Caminar por el bello entramado de calles del barrio de las Juderías impregnándonos del olor a flores, supone palpar el sentir de sus gentes de ayer y de hoy. Y al mismo tiempo, podemos parar en cualquiera de sus comercios para comprar un recuerdo de la ciudad. Otras visitas recomendables son en el zoco, primer mercado de artesanía creado en España y el Mercado Victoria, primer mercado gastronómico de Andalucía con treinta puestos donde parar y degustar los productos de la tierra y las especialidades culinarias.

Aquí es necesario detenerse, puesto que hoy Córdoba es capital gastronómica de Andalucía, gracias al resultado de aplicar la innovación al recetario mozárabe o judío y la cuidada selección de calidad de los platos tradicionales. Así que en la visita a tierras cordobesas es misión obligada probar algunos de sus platos típicos, como el salmorejo, los flamenquines, las alcachofas a la montillana o el cordero a la miel.

Una primera visita a Córdoba sorprende y si es para un fin de semana, seguro que necesitará volver para seguir descubriendo todo lo que atesora. Pero para que aproveche al máximo su visita, haremos un repaso por algunos emplazamientos imprescindibles.

El primero e icono de la ciudad es su Mezquita-Catedral. Centro de todas las miradas y uno de los máximos exponentes, junto con la Alhambra de Granada, de la arquitectura andalusí. En su historia se resume la evolución del estilo en España. El Patio de los Naranjos, la torre del campanario, su interior casi místico dominado por columnas y arcos con dovelas rojas y amarillas o el mihrab, la convierten en uno de los espacios más increíbles del país. Y en torno a ella la Judería, el barrio que habitaron los judíos entre los siglos X y XV y donde recorreremos algunos de los rincones más fotografiados de la ciudad. Paseando tranquilamente llegamos a otro de los puntos emblemáticos, el Puente Romano, hoy en día peatonal.

De incalculable belleza es el Alcázar de los Reyes Cristianos, en cuyo interior aguardan los patios de inspiración mudéjar y jardines que se muestran en su máximo esplendor en primavera.  Los Patios del Alcázar Viejo, con el Festival de Patios Cordobeses.

La mejor muestra de cómo vivía la nobleza antaño es el palacio de Viana, que con más de 6.500 metros cuadrados aguarda obras de arte, antigüedades, biblioteca, patios y fuentes dignos de ver.

Para ver el Cristo de los Faroles tendrás que llegar a la Plaza de los Capuchinos, no sin antes pasar por la preciosa y popular Cuesta del Bailío.

Y no podemos dejar sin mencionar conocidas plazas como la Plaza de la Corredera, probablemente la más impresionante. La única plaza mayor cuadrangular de Andalucía y donde se puede disfrutar del ambiente local tomando algo al sol en algunas de sus terrazas. La Plaza del Potro, una de las más tranquilas y pequeñas. Y la Plaza de las Tendillas, una plaza señorial en la parte nueva de la ciudad, donde los cordobeses gustan pasar su tiempo de ocio y donde se puede ver el edificio de la Unión y el Fénix, la Casa Colomera o la Casa Enríquez Barrios y el popular Reloj de las Tendillas.

Una larga lista de lugares con algo que mostrar y contar, en la que no puede faltar Medina Azahara. Situado a las afueras de la ciudad, este punto nos permite contemplar los restos de la ciudad que en su día mandó construir Abderramán III en el siglo X.

Sus monumentos, el colorido floral de sus calles y patios, sus museos, su entorno natural y su oferta gastronómica y de ocio hacen que Córdoba sea pura exhibición a pie de calle. Legítimos herederos y mejores conservadores de un extenso patrimonio que la convierten hoy en la única ciudad de España Patrimonio de la Humanidad por tres motivos y también una de las cuatro con más edificios de vanguardia, puesto que ha sabido unir conservación de patrimonio y evolución arquitectónica.

COMENTARIOS 0

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.