Connect with us

Hi, what are you looking for?

KE Magazine Sotogrande

Belleza

David Francés

David Francés es maquillador profesional desde hace más de 25 años. Autodidacta y conocido por la prensa especializada como “el maestro de la luz” ha desarrollado su carrera profesional en el cine, la televisión y la moda. Un bagaje que le ha convertido en “skin coach”. Actualmente tiene su propio estudio donde, además de desplegar su creatividad a través del maquillaje, realiza diagnósticos de piel. Colabora en distintos medios de comunicación y conduce su propio programa “Aprende a maquillarte” en Movistar.

P: En tu libro “Guía práctica de maquillaje” insuflas autoestima a raudales y ofreces unos consejos muy adaptados a la mujer actual y a las necesidades de hoy. ¿Qué te llevó a realizar esta guía?

R: Me apetecía plasmar en un libro, que fuera ágil,  mi forma de transmitir el maquillaje, mi forma de maquillar de una manera sencilla, sin complicaciones.

Y el libro surge de mis años de experiencia de ver cómo las mujeres se volvían locas intentando llevar a cabo un maquillaje con una intención exagerada. No hace falta que te hagas un eyeliner descomunal, realmente con menos es suficiente. En definitiva, es una guía para que las mujeres tengan siempre a mano en sus casas para poder recurrir a ella en cualquier momento.

P: Algo que te caracteriza es que te adaptas al día a día de la mujer actual, qué consejo les darías

R: La buena cara me parece esencial en cualquier situación, no hace falta tener una boda o un evento. Tener buena cara a diario es lo que  realmente hace que te sientas bien.

Es algo que he comprobado conmigo mismo, si has tenido mala noche o te ves más feo empiezas a hablarte mal a ti mismo. El hecho de levantarte y contar con dos o tres trucos sencillos que te pongan buena cara lo comparo como cuando una mujer se pone el tacón, la manera de andar es diferente.  Saber un par de trucos sencillos, que no te quitan tiempo y que no suponen una inversión,  te ayudan a sentirte mejor.

P: ¿Cuáles crees que son los errores más comunes que cometemos a la hora de abordar el maquillaje y el cuidado de la piel?

R: Los errores vienen de lo que nos transmiten, lo primero “intentar ser Velázquez”, hay que restarle importancia, esto es un juego. No hay que seguir a pies juntillas lo que dice el mercado, no hace falta tener 200 brochas, 150 correctores… el maquillaje es más intuitivo que todo eso y a partir de ahí nacen errores más concretos como con el cuidado de la piel, la gente se obsesiona con que tiene que tener una gama de productos súper extensa para la noche, para el día.

P: Tu experiencia te ha llevado a ser skin coach. ¿Crees que el exceso de información sobre belleza provoca desinformación?

R: Absolutamente. Eso nos está trastornando, no paramos de recibir de forma descontrolada ofertas y ofertas. Un producto se pone de moda y pensamos que es para todo tipo de piel y no es así. De repente el mercado está saturado de productos, hay mil tipos de eyeliners, de polvos de sol, iluminadores, etc. y realmente creo que todo es mucho más sencillo.

P: Qué factores te influyen a la hora de asesorar o maquillar a una clienta

R: Cada piel es única y son muchos los factores que influyen para que cada una obtenga su mejor resultado. En belleza y maquillaje la técnica no sirve de nada sin intuición. El factor de la intuición aquí juega un papel importantísimo porque percibir en qué momento está una persona es algo esencial para poder trasmitirle lo que necesita para cubrir sus necesidades.

P: ¿Es quizás por eso que tiene tanto éxito tus cursos de maquillaje? ¿Qué ofreces en ellos? ¿Cuáles son las principales dudas que resuelves?

R: En estas clases lo importante es que las mujeres vienen  a aprender cómo sacarse partido de una forma simplificada, sin complicaciones, sin estrés y  adaptados a los tiempos que cada una tiene en su vida real y aprenden a sacarse partido para para disfrutar de esa buena cara a diario, no solo para un evento. Y en ese rato cada una te cuenta su historia y al final si consigues que cada día se pongan delante de un espejo cinco minutos para tener mejor autoestima, pero no por el maquillaje en sí, si no por dedicarse un poco de tiempo. Necesitan un ratito para ellas, camuflado en maquillaje o en un spa. Y además es que nos reímos y nos lo pasamos bien ese ratito.

P: Además hoy en día la mujer trabajadora también busca su momento…

R: Efectivamente, las mujeres que vienen a un curso mío se lo toman como un rato de evasión, no es solo saber que con el maquillaje van a verse mejor durante horas, es que ese rato es tiempo que se dedican a ellas mismas.

P: Estás ahora preparando un nuevo proyecto de conferencias y charlas en las que desplegarás tus dotes de coach, con la belleza como una pata fundamental de la autoestima. ¿Cómo nace este proyecto y donde pretendes llegar?

R: Como digo, la intuición es fundamental y la escucha activa a mujeres me está llevando a otros proyectos como este. Con él pretendo que las mujeres entiendan que no están obligadas a estar perfectas todo el día. Que aprendan a hablarse un poco mejor, porque nos machacamos con los complejos, con los cánones de belleza que nos marca el mercado y absolutamente todo el mundo tiene algo especial que se puede realzar y que se pueden disfrutar una manera más sana. Todas las mujeres son guapas, todas tienen algo. No he conocido jamás en mi carrera ninguna mujer que no tenga nada.

P: Eres un poco showman y suponemos que eso lo veremos en tus charlas

R: Por supuesto, el humor forma parte de mi vida y de mi trabajo, y formará parte también de mis charlas y conferencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.