Connect with us

Hi, what are you looking for?

KE Magazine Sotogrande

Entrevista

DIOGO GALLEGO “Tras el Accidente del año pasado, he vuelto a vivir”

En la imagen, Diogo Gallego con su mujer Hiria Ozores y su hijo Duarte

Nació en Portugal y comenzó a montar a caballo con tan sólo 3 años. A los 8 tuvo el primer contacto con el deporte que marcaría su vida: el polo. Y cuando conoció a su mujer, decidió cambiar el país luso por Sotogrande. Hablamos con Diogo Gallego, uno de los jugadores de polo más importantes de los últimos tiempos, con quien hacemos un repaso de su experiencia como profesional de este deporte y cuáles son sus objetivos tras el desafortunado percance que sufrió el verano pasado, “un accidente muy serio y devastador” como él mismo nos detalla a continuación.

¿Qué significa Sotogrande para tí?
Desde que yo era muy pequeño, veraneábamos en Sotogrande. Durante las temporadas de Semana Santa y verano jugaba torneos aquí. Decidí que Sotogrande fuera mi base cuando conocí a la que ahora es mi mujer y para mí significa felicidad, trabajo y tranquilidad.

¿Qué sensaciones se experimentan cuando estás encima del caballo?
La sensación es de pura felicidad. Pero, sobre todo, adrenalina. Cuando yo me subo a un caballo listo para entrar en la cancha siento una mezcla de emociones. Este deporte es un deporte de equipo y por ello también siento una gran responsabilidad de jugar bien. La concentración es primordial a la hora de jugar.

¿Qué es más importante: tener unas buenas cualidades como jinete o contar con un caballo extraordinario?
Esta pregunta es muy interesante y difícil de contestar. Es importante tener unas buenas cualidades como jinete, pero no es lo mismo competir con un ‘Seat’ que con un ‘Ferrari’. Aunque he de decir que esto es relativo porque para montar un caballo extraordinario hay que tener las habilidades necesarias para controlarlo.

¿Cuál crees que ha sido el momento más importante de tu carrera?
Creo que el momento más importante y a la vez más duro de mi carrera es ahora mismo. El año pasado en verano sufrí un accidente durante un torneo y he vuelto a vivir. Fue un accidente muy serio y devastador. He aprendido a caminar, a hablar, a montar y a hacer muchas otras cosas de la vida diaria. El polo es un deporte de riesgo y en cuestión de segundos todo puede cambiar. En mi caso me he dado cuenta de que ahora es cuando tengo que tomar serias decisiones sobre mi futuro: continuar en el mundo del polo y a la vez reinventarme y buscar otras opciones laborales.

¿En qué momento piensas qué se encuentra el polo como deporte?
Ahora nos encontramos en un momento muy delicado por esta crisis, pero igualmente el polo sigue adelante en muchas partes del mundo, a pesar de ser un deporte muy costoso y no apto para todos los bolsillos. Los patrocinios son muy importantes, pero en España no hay tantos como por ejemplo en el golf. Cada vez hay más aficionados y jóvenes promesas y en el futuro me encantaría verlo de nuevo como deporte olímpico, que ya lo fue en 5 ocasiones desde 1900 a 1936.

¿Cuáles son tus objetivos personales para el futuro?
Tengo demasiados objetivos para el futuro pero creo que los voy a conseguir. Quiero seguir recuperándome, disfrutar más tiempo cerca de mis padres, ser feliz, ampliar la familia. Ver a mi hermano Tiago en Argentina, el cual ha sido uno de mis grandes apoyos para mi recuperación. Y ver a mi cuñada Constanza casarse pronto. Creo que si todo eso se cumple ¡me basta!

Entrevista: Juan Casas Rodríguez

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *