15 49.0138 8.38624 arrow 1 both 1 4000 1 fade http://www.kemagazinesotogrande.com 300 true 4000
Contacto: Tlf. 655 925 733 / direccion@kemagazinesotogrande.com

El Celler de Can Roca

por admin
24 junio, 2016
1188 Vistas
La de los hermanos Roca es una legítima carrera de fondo, iniciada sobre sólidos cimientos familiares y oxigenada a lo largo de los años por la investigación, la constancia, la memoria culinaria y grandes dosis de humildad. Joan, Jordi y Josep componen el triplete gastronómico de una cocina de estilo libre, comprometida con la vanguardia...

La de los hermanos Roca es una legítima carrera de fondo, iniciada sobre sólidos cimientos familiares y oxigenada a lo largo de los años por la investigación, la constancia, la memoria culinaria y grandes dosis de humildad.

Joan, Jordi y Josep componen el triplete gastronómico de una cocina de estilo libre, comprometida con la vanguardia creativa y sin renunciar a sus orígenes, a las bases de antepasados dedicados a dar de comer a la gente. Porque no hay que olvidar de dónde se procede, para tener claro hacia dónde se desea marchar. Y mantener un consciente realismo de dónde se está, de qué se está haciendo y de cómo se está llevando a cabo. Quizás ese sea buena parte del éxito de estos tres hermanos. El universo Roca ha encumbrado su forma de vida a lo más alto de la cocina europea y mundial.

Probablemente estemos ante un fenómeno prácticamente irrepetible. Tres puntas de un triángulo equilátero perfectamente equilibrado, donde cada uno es el mejor en su reparto de papeles. Y no se nace sabiendo, pero en su caso crecieron en el salón del mítico establecimiento Can Roca, que regentan sus padres en Taialà, un barrio de las afueras de Girona, jugando, viendo la tele y oliendo a diario las comidas de toda la vida que elaboraban su abuela y su madre. Su inspiración, su iaia, y su musa, Montserrat Fontané, su madre. Pieza clave que subyace tras esa vocación de los tres hermanos y que parte de cocinar con respeto, cariño y generosidad. Su principal enseñanza.

Cada uno es especialista y sobresaliente en su parcela. Joan, el mundo salado. Josep, el mundo líquido. Y Jordi, el mundo dulce. Todo en El Celler circula en un juego a tres bandas, donde todos ganan. Cada uno aporta para complementar al otro y engrandecer el resultado de una cocina, una cultura y un entendimiento de la gastronomía al máximo nivel de excelencia. El mayor de los tres, Joan, es el experto y constructor del gusto, el chef del restaurante, el investigador y maestro de cocina. Un arquitecto de creaciones culinarias donde tradición, técnica y arte se dan la mano. Jordi, el pequeño de los tres, es el responsable de cerrar la insuperable experiencia de comer en El Celler con un regusto fresco y dulce, no exento de virtuosismo y pasión. Y aunando ambos polos, porque la cocina de El Celler no se entiende sin su maridaje con el vino, está Josep, jefe de sala y sumiller. Él es quien aboga a diario por una exposición ejemplar y sinceramente amable sobre la realidad de esta máquina de generar placer que es el Celler. Él es quien irradia la magia de comunicar valores, de conversar bebidas y manjares y de ilustrarlos para hacerlos aún mejores.

La trayectoria de estos tres grandes de la cocina es una historia de fábula y una rutina de equipo de triatlón, con estrategias que persiguen seguir seduciendo a sus comensales. Un barco comandado por tres hermanos que han sido alumnos de la Escuela de Hostelería de Girona y creen en la pedagogía como base para los profesionales del futuro. Los tres son Premio Nacional de Gastronomía y comparten el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Girona.

Presentes en la última la última edición de Madrid Fusión expusieron que para ellos la vanguardia significa “tener la mente abierta para seguir siendo innovadores, curiosidad, alimentar el conocimiento, atrevimiento y capacidad para descontextualizar”. Y en el presente abogan por una vanguardia posmaterialista, donde no es tan importante la técnica o el sabor, algo que consideran nunca se ha debido poner en duda, sino la profundidad del mensaje en torno a la comida. Lo que lleva a la parte más humana.

En numerosas ocasiones se ha dicho del restaurante que roza la perfección. El laboratorio perfecto para una cocina refinada y muy imaginativa, con equilibradas dosis de sabor, elegancia, sentido del humor, técnica y estética. Una cocina con alma y memoria que mira al Mediterráneo.

Las principales guías de restaurantes y críticos de gastronomía han reconocido su trabajo. Tres estrellas Michelín, tres soles de la Guía Repsol, las mejores posiciones en prestigiosas guías y segunda posición en 2011 en la revista inglesa Restaurant Magazine. El Celler de Can Roca es el resultado de la evolución de una familia que se ha dedicado al amable oficio de la restauración a lo largo de distintas generaciones, heredando conocimientos y actualizándolos de acuerdo a la vanguardia de las experiencias vividas. El ejemplo más brillante de la hostelería europea.

COMENTARIOS 0

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.