15 49.0138 8.38624 arrow 1 both 1 4000 1 fade http://www.kemagazinesotogrande.com 300 true 4000
Contacto: Tlf. 655 925 733 / direccion@kemagazinesotogrande.com

José Mercé

por admin
14 diciembre, 2017
973 Vistas
Hace años que con sus letras y su adaptación a géneros que no son el suyo, José Mercé abrió las puertas del flamenco al gran público, pero sobre todo a la gente joven. Afable, cercano y lleno de energía, la voz y el alma de Aire, tema icónico de su carrera y que irrumpió a...

Hace años que con sus letras y su adaptación a géneros que no son el suyo, José Mercé abrió las puertas del flamenco al gran público, pero sobre todo a la gente joven. Afable, cercano y lleno de energía, la voz y el alma de Aire, tema icónico de su carrera y que irrumpió a nivel mundial, siempre ha encajado con filosofía las críticas más puristas: “respeto su opinión, pero el que hace grande el cante es el intérprete”.

Se siente un privilegiado por haber tenido la oportunidad de vivir a finales de los 60 en Madrid, cuando lo mejor del flamenco estaba en los tablaos de la capital y después recorrer mundo cantado para Antonio Gades. Desde que se marchara entonces con 13 años hasta hoy su carrera ha ido, como él dice, “poquito a poco, esto no consiste en sentarse en una silla y cantar como solista”.

Respetado y admirado dentro y fuera del flamenco, el jerezano José Soto Soto sigue con la misma ilusión y con más ganas aún. Cada día siente más responsabilidad y nos confiesa: “con todos los años que llevo en esto, antes de salir al escenario lo paso muy mal y el día que no me ocurra, mejor que me vaya a mi casa”.

De gira con Mercé Sinfónico, compartiendo escenario con los músicos de la Partiture Philarmonic Orchestra. ¿Se atreve con todo?

No es que me atreva con todo, pero sí trato de hacer lo que me gusta, lo que me llena y me llega. Y cuando hay una ocasión tan maravillosa como ésta de tener una sinfónica contigo y de hacerte una especie de homenaje a todos tus  grandes éxitos es maravilloso. La gira la empezamos en Murcia, después fuimos a Pozoblanco y Madrid. A partir de enero empezaremos a girar por todo el país. Y también estamos preparando un nuevo disco, vamos a firmar con Universal para que salga en abril.

No tiene tregua…

La verdad es que no, porque si te duermes no es bueno. Estoy en un momento muy dulce de mi carrera, disfruto mucho en el escenario. Mi gente, la que me sigue, quiere que esté en el escenario y eso me da cada día más fuerza.

¿Este acercamiento a la música clásica le trae recuerdos de su infancia en la escolanía de la Basílica de la Merced de Jerez?

Pues sí. Yo me crie con los padres mercedarios, donde con 6 o 7 años ya estaba cantando con un órgano. Y todo eso, sin saberlo, te educa la voz desde pequeño. Para mi carrera me ha servido mucho.

En el repertorio interpreta fusionando la disciplina y rigidez de lo clásico con la libertad y espontaneidad del cante jondo. ¿Qué ha sido lo más complicado de su preparación?

La Partiture Philarmonic Orchestra son una gente muy joven de Jaén, con muchas ganas de aprender y tocar flamenco. Y cuando llega el soniquete, como decimos en Jerez (jejeje), cuesta más trabajo. Ellos se están apartando un poquito del pentagrama. El flamenco, como yo digo, no es Pitágoras, dos más dos no son cuatro. En el flamenco dos más dos pueden ser tres y medio, tres y tres cuartos… El caso es que entre dentro del soniquete. Y eso es lo más difícil. Pero hemos intentado que todo eso se arregle y estoy muy contento.

Usted ha abierto las puertas del flamenco a un público más amplio, a nuevas generaciones. ¿Fue siempre su intención o forma parte de su evolución artística?

Yo he arriesgado mucho en mi carrera y me gusta. No soy nada conformista, siempre estoy dándole vueltas a la cabeza. He tenido muchas críticas, pero después parece ser que me han dado la razón. Algo bueno habré hecho cuando hay tanta gente joven y menos joven, que no habían escuchado en su vida flamenco y con los discos de El Amanecer, Aire, Lío, Confí de fuá…los metí en el canasto del flamenco.

¿Qué le permite la veteranía?

Siempre he intentado hacer lo que me ha salido del alma y del corazón. Lo que yo he sentido. Nunca me he preocupado mucho de la crítica. Normalmente la crítica flamenca no ha sido muy constructiva, sino más bien destructiva. Sobre eso siempre he sido muy incrédulo. Cuando más a gusto me siento es cuando yo creo que he estado bien. La responsabilidad cada día es mayor y cada día lo pasas peor antes de salir al escenario. Pero una vez que ya estoy fuera y me he hecho con mi gente, me encierro en mí.

Si la música es el lenguaje universal, ¿de qué o de quién depende hacer buena música?

Depende de ti, de coger lo que te llena, lo que rompe el alma, el corazón. Música que venga de donde venga, entiendas o no entiendes, ya te enteras tú y preguntas. A mí me gusta escuchar toda clase de música y si no entiendo nada, tengo a mis hijas y les pregunto.

Pienso que no nos preocupamos lo suficiente de nuestra cultura y no le damos el sitio que tiene. Nosotros cuando salimos de España y vamos a esos teatros del mundo, vemos que la gente le tiene un respeto y van conscientemente a escuchar un concierto de flamenco. Y aquí parece que como lo tenemos no le damos importancia. Somos Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y parece que lo que nos han dado ha sido el Canal Artista (jajaja). Deberíamos cuidar más el flamenco, que es la marca España.

¿Cuál es el flamenco del futuro?

Yo espero que el flamenco vuelva a sus raíces otra vez. Yo entiendo que estamos haciendo muchas cosas, mucha filigrana, como yo digo a ver quién canta más difícil. Creo que lo más vanguardista, lo más guay o lo más moderno va a ser volver otra vez a la raíz de la guitarra y el cante. Ya es hora. De hecho mi nuevo trabajo va a ir por esa onda y vamos a intentar volver otra vez a la raíz del flamenco.

¿Qué le queda por hacer?

Afortunadamente creo que muchas cosas. Me siento muy bien, con ganas. Soy de los que vive el día a día, pero siempre dándole vueltas a coco. Lo que hay que hacer es estar en el siglo XXI en todos los aspectos, pero nunca perder la base y la raíz de lo nuestro.

COMENTARIOS 0

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.