Connect with us

Hi, what are you looking for?

KE Magazine Sotogrande

Motor

MERCEDES SLR STIRLING MOSS, EL LEGADO DE LA ESTRELLA

J5E8621_rt_001.jpg

Brescia, escenario de la Mille Miglia 2009Stirling Moss dejó de participar hace años en este evento para clásicos, pero lo lleva muy dentro. En 1955, con la ayuda de su copiloto Denis Jenkinson, marcó un récord de diez horas y siete minutos (a casi 160 km/h de media) que nadie pudo superar. El día que Daimler-Chrysler presentó la versión final del Mercedes McLaren SLR Moss fue el invitado de honor. El coche se llama como él, Mercedes SLR Stirling Moss.

Con motivo de este lanzamiento, la marca alemana llevó a Italia uno de sus SLR de 1955. No es el famoso SLR con el dorsal 722 – hora de salida de la prueba–, pero es idéntico, y hace un par de años compitió en Reims con Jean Alesi al volante. Al verlos juntos sorprende la gran similitud estética que hay entre ambos. Las llamativas salidas de escape laterales, las jorobas detrás de los asientos –el nuevo también en el lado del pasajero–, el habitáculo minimalista o la ausencia de parabrisas. Mercedes fabricó un total de seis SLR  (W196S), cuatro roadsters y dos cupés. Uno de los cerrados está en el Museo Alemán de Múnich y un roadster en el Museo Nacional del Automóvil de Francia. El resto siguen bajo la custodia de Mercedes. Se estima que el modelo que ilustra estas páginas podría subastarse por unos 17 millones de euros, y que el original de la Mille Miglia con el dorsal 722, por casi 30 millones. De hecho, está reconocido como el coche más valioso de la historia. Comparado con ellos, el Mercedes SLR Stirling Moss, por 750.000 € sin impuestos, es una ganga. 

Está basado en el SLR 722 S roadster –los SLR 722 desarrollaban 26 CV más que los normales y tenían la suspensión modificada– y la producción está limitada a 75 unidades. En principio sólo se venderán a propietarios que ya tengan otro SLR.  

El Stirling Moss no es una alternativa al roadster, porque éste dejó de fabricarse en mayo –el cupé hace tiempo que tampoco se hace– para dejar sitio al Stirling Moss. Por lo tanto, éstos serán los últimos SLR McLaren que saldrán de las instalaciones de Woking (Inglaterra), tras fabricarse unas 1.700 unidades. Podríamos decir que sólo cambia la carrocería de fibra de carbono, pero esto basta para que parezca otro coche. Hay 14 colores de carrocería para elegir y 12 tapizados de cuero diferentes para el interior y, aunque la mayoría saldrán de la fábrica plateados, será fácil que se configuren combinaciones únicas. 

Textos y fotos: Revista CAR

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *