Connect with us

Hi, what are you looking for?

KE Magazine Sotogrande

Motor

Rolls Royce Ghost 2020: la superberlina del máximo lujo

Casi podrías confundir el nuevo Rolls Royce Ghost 2020 con un coche “normal”. Desde lejos se aprecia como una bonita berlina de cuatro puertas, mucho más elegante que su hermano el todocamino Cullinan y menos ostentoso (y más pequeño) que el Phantom.

Pero un examen más detallado revela todos esos detalles encantadores por los que Rolls-Royce es una de las marcas más famosas del mundo. Observe el acero inoxidable pulido, incluyendo la rejilla majestuosa, sus álabes ahora ligeramente iluminado por 20 Led. Note la maravillosa ausencia de costuras visibles, desde el pilar A a través de la línea del techo y hasta la zaga. Es como una hoja gigante de aluminio bellamente formado. Las soldaduras manuales sin costuras son de lo más responsables…

Más que una actualización para el Rolls Royce Ghost 2020

La segunda generación del Rolls-Royce más vendido es realmente nuevo. Las únicas partes antiguas son la insignia del Espíritu del Éxtasis, que ahora está “flotando” en el capó, y no va ubicada en la parte superior de la rejilla tipo Partenón; y las sombrillas alojadas en la parte trasera. Fuera de esos detalles, se sigue aprovechando de la excelente plataforma de la Serie 7 de BMW, con el mismo chasis modular de aluminio utilizado en el Phantom y Cullinan, pero configurado para adaptarse al tamaño más pequeño del Ghost.

Pero ya está bien de tanta charla, es tiempo de conducir. La puerta del conductor se abre sin esfuerzo con asistencia eléctrica, y una cabina muy sencilla y elegante nos saluda. Si fuera de noche, también apreciaríamos una “Fascia iluminada” de 850 estrellas parpadeantes en el lado del pasajero del salpicadero. Va bien con el “techo de luz”, que se mueve suavemente por encima de la cabeza por la noche. El revestimiento también funciona como un altavoz gigante “excitador”. En otras partes encontramos cuero de artesanía maravillosa y una obsidiana de madera.

El motor es el mismo, el 6.75 litros V12 turbo, que los dos Rollers más preciados, pero ajustado específicamente para el Ghost. Arranca silenciosamente, como un motor eléctrico. En una pequeña columna seleccionamos delicadamente la posición “Drive”. En nuestro camino se mantiene en silencio, excepto bajo fuerte aceleración. Es entonces cuando el agradable V12 es solo audible. La ausencia de viento o ruido de la carretera es sobresaliente, incluso los neumáticos generan un sonido más silencioso que cualquier coche eléctrico a gran velocidad o cualquier otro tipo de coche de lujo, que no sea un Phantom, claro. También es rápido, de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. También es asombrosamente ágil para tratarse de un coche tan grande (5.546 mm), ayudado por la tracción y dirección en las cuatro ruedas. La dirección es ligera pero directa. El control de la carrocería, a gran velocidad, es excepcional.

La comodidad de la conducción es sublime. La tecnología de “portador de banderas” de Rolls utiliza una cámara orientada hacia delante para leer la carretera y ajusta la suspensión para los próximos baches. Los nuevos amortiguadores delanteros superiores de horquilla, una solución mecánica sorpren-dentemente antigua, aíslan mejor el extremo delantero de los golpes. El paseo por la alfombra mágica de Rolls nunca ha sido más suave.

Es un maravilloso coche de lujo, lleno de carisma. Más nítido y divertido para conducir que un Phantom y casi igual en su refinamiento. Una o dos muescas claras por encima de cualquier modelo de Bentley o Mercedes-Benz. Más que nunca, Rolls-Royce se sienta en el pináculo. Y si un precio de salida de 249.600 euros, más cualquier personalización –nuestro coche de prueba ronda los 351.480– es caro, entonces sigue siendo la forma más valorada de entrar en lo más alto del automovilismo.

Texto y fotos: Revista CAR

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *